MI BEBÉ TIENE MUCHO REFLUJO, ¿ES NORMAL?

por | Mar 16, 2020 | Bebé, Bebés, Recien Nacido, Uncategorized | 3 Comentarios

Tenemos que diferenciar bien lo que es el RGE reflujo gastroesofágico, de lo que es la ERGE enfermedad por reflujo gastroesofágico, asociada a mayor molestias y complicaciones que afectan además al funcionamiento diario, aunque no es tarea fácil, son confusos y a menudo se tienden a usar los términos indistintamente. Nosotros hablaremos de ellos como estrictamente se definen.
Vamos a hablar de la más común lo que más refieren los padres frecuentemente en consulta, el RGE, que está presente hasta en un 75% o algo menos de lactantes hasta los 4 meses de edad, y alrededor de un 15% hasta los 7 meses. A medida que un bebé crece y madura durante el primer año de vida, los síntomas de regurgitación disminuyen, y solo el 4% de los padres informan regurgitación diaria en bebés de 1 año.

¿Es normal que mi bebé rumie y tenga bocanadas de leche?

Esta es una pregunta muy frecuente que se suelen hacer todos los padres. La regurgitación infantil es común y en gran medida fisiológica, alcanza un máximo a los 3-4 meses de edad y se resuelve a los 12-13 meses de edad.
Este reflujo que tanto nos preocupa, llamado reflujo gastroesofágico, ocurre cuando el contenido del estómago regresa de una manera involuntaria y sin esfuerzo al esófago (de ahí que a veces muchos empleemos el término de regurgitador feliz) que puede acompañarse con o sin vómitos. Debemos decir como siempre en estos casos que en principio es un proceso normal fisiológico que forma parte de la inmadurez de los bebés hasta aproximadamente el año de edad, aunque es más frecuente en menores de un año.
Esto puede ser debido a que fisiológica y anatómicamente el nervio vago que es el que controla el esófago, el estómago y especialmente el esfínter esofágico inferior (EEI) en su unión con el estómago, no es lo suficientemente maduro (tiene un tono muscular aún bajo) para poder controlar la orden y por tanto trabaja en disinergia. Esto quiere decir que el estómago trabaja quizá en exceso y hace digestión cuando no debe y entonces el esfínter, por esa contractilidad se abre y cierra cuando no es y por ello la comida regurgita y vuelve a esa vía de entrada pudiendo en ocasiones provocar inflamación e irritación.

A NIVEL POSICIONAL EL PORTEO PUEDE SER MUY BENEFICIOSO


 

Por tanto, sabemos que es una falta de adaptación del aparato digestivo al alimento. No nos olvidemos que el bebé es muy pequeño y tiene toda su anatomía acorde a él, como en este caso un estómago muy pequeño que distiende aún poquito y que debe ir acostumbrándose.
Otros de los factores que pueden contribuir a este proceso son la alimentación mayormente líquida, la cantidad de tiempo que permanecen en posición horizontal e incluso se ha podido observar cierta relación con bebés pretérminos.

Normalmente podemos notar que el bebé está muy incómodo al estar tumbado y necesita que le cojamos y le tengamos más en brazos en una posición más vertical (Porteado), o que no recibe bien la leche materna y la devuelve a la boca o incluso genera más saliva para poder contrarrestar esa acidez provocada , e incluso puede llegar a vomitar, así como que llora y duerme mal son las primeras reacciones que podemos observar que nos hacen desesperarnos y acudir a la cita con el profesional de una manera algo estresada.

¿Cuándo preocuparnos?

Los signos de alarma que nos deben preocupar serían si observamos que nuestro bebé tiene alguno de estos síntomas:

  • Irritabilidad
  • No gana peso
  • Rechaza el alimento
  • Sangrado intestinal
  • Vomita con mucha fuerza
  • Síntomas respiratorios o sonidos de silbidos en el pecho

¿Qué recomendamos?

Debido a la falta de evidencia sobre la eficacia de los medicamentos para la ERGE y sus riesgos potenciales asociados, las guías de práctica clínica más recientes de la Sociedad Norteamericana de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica y la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica recomiendan el tratamiento no farmacológico como primera línea para lactantes con RGE.
Siempre se ha dicho que debemos asegurarnos de que coma lo justo y lo que necesita, adecuar las cantidades, siempre es mejor poca cantidad (siempre consultado con nuestro pediatra, ya que si no podríamos provocar lo contrario al tener hambre y aumentar el movimiento contráctil), y con mayor frecuencia, dándole su tiempo y su ritmo que no debe ser rápido ni apresurado ya que si esto sucede le daremos un descanso. El bebé debe comer lento y tranquilo además de dedicar una parte del tiempo a que expulse después los gases.
Una forma de intentar evitar ese reflujo es alimentarlo en una posición vertical haciendo que su cabecita esté más alta que su estómago. Un masaje a la vez de intentar aumentar el metabolismo relaja mucho a nivel muscular y visceral por lo que puede también ser muy beneficioso.

A nivel posicional podemos obtener cierto beneficio al tener a nuestro niño cogido en brazos una media hora más o menos después de comer, portearlo o incluso podemos recurrir a ayudas externas como elevar el colchón unos 45 grados en niños más mayores , o podemos tener en la cunita un rollito de contención debajo o una cuña que nos eleva por lo menos unos 15 graditos en los más bebés.
Tened mucha paciencia que cuando empecemos más adelante con las papillas y la alimentación sólida, estos eventos no se producirán con tanta facilidad y como siempre acudir a un buen profesional que valore al pequeño y le haga un tratamiento de calidad.
Como siempre en Baby Suite estaremos encantadas de poder ayudaros. No olvides que, estamos CONTIGO DESDE EL PRIMER DÍA.

Patricia Garcia Ollero
Fisioterapeuta de Baby Suite.

Paula Camarós

Paula Camarós

Matrona y CEO de BabySuite by Pau

Mi nombre es Paula Camarós y desde siempre supe que queria ser matrona. Durante mis años de experiencia y durante el embarazo de nuestra primera hija, decidí empezar a contar y explicar la maternidad de una manera diferente. Haciendo entender a todas las mamás y papás el por que de las cosas con un unico objetivo, humanizar y normalizar una maternidad mucho mas respetada donde los padres sean los verdaderos protagonistas. En este Blog, encontrareis mucha informacion, anecdotas y consejos que os ayudaran desde el primer dia. Bienvenidas a Baby Suite.

 

¡DÉJANOS TU OPINIÓN O DUDAS EN UN COMENTARIO!

3 Comentarios

  1. Hola. A mi bebé la diagnosticaron de Reflujo gastrosofasico y le doy omeprazol. 1’2ml por la mañana y noche. Tiene silbidos en el pecho. Veo que ponéis que es preocupante?? Que puedo hacer? Gracias de antemano

    Responder
  2. Hola me gustaría saber un poco más acerca de la alimentación de mi bebé pronto cumplirá 6 meses y empezaré a darle nuevos alimentos aparte de la leche, estoy perdida y la enfermera que tiene asignada tampoco me resuelve mucho.
    Muchas gracias, hacéis un trabajo increíble 😘😘😘

    Responder
  3. Querido equipo de Babysuit.
    Mi pequeña desde que nació tiene reflujo, a ella le han pautado omeoprazol, pues su reflujo le irrita muchísimo (no puede dormir, tos continua , rumiación continúa, hipo, mucho hipo, se atraganta a menudo, malas digestiones, si come a las 12 a las 7 sigue regurgitando potito) probable Síndrome de Sandifer…tiene ya 9 meses y me empieza a preocupar que no sea un reflujo “normal”. A pesar de esto coge peso adecuadamente. ¿Que pautas seguís para ver si es un reflujo normal o no?

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.