¿ESTÁS CONECTADA A TU SUELO PÉLVICO?

por | Jun 30, 2020 | Maternidad / mamá, Posparto, Preparto | 0 Comentarios

A menudo son muchas las mujeres que después del embarazo y del parto no notan ni sienten igual su suelo pélvico. Si antes sabíamos cómo contraerlo y trabajarlo para lograr que realice, entre otras cosas, la función de sostén durante todo el embarazo, después del embarazo y parto esta musculatura ha cambiado. Ya no la localizas de la misma manera, ya no tienes ese mismo control sobre ella. Y en el posparto más reciente, quizá notes pérdidas de orina o sientes que no puedes aguantar tanto para ir al baño. En ese momento piensas, “¿En serio? ¿Me está pasando esto a mí? Me acabo de hace ¡pipí encima!”

Estas situaciones son más comunes de lo que piensas, pero la mayoría de las mujeres, por vergüenza o normalización, no lo expresa ni lo comenta con alguien para ponerle remedio. Por ello, para entenderlo, empezaremos por el principio:

¿Tan importante es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es la musculatura que nos ayuda a hacer de sostén de todos los órganos internos. Es decir, nuestro suelo pélvico sujeta toda nuestra estructura interna, por lo que se podría decir que lleva un gran peso.
Es una musculatura, en su mayor parte, involuntaria (es decir, nosotras no tenemos control sobre ella).
Por tanto, debería entrenarse y mantenerse en forma del mismo modo que el resto de nuestro cuerpo.
Pero como no podemos trabajar sobre él por completa de forma voluntaria, es el gran olvidado…

¿Quiénes se pueden ver afectadas en este aspecto?

  • Después de un embarazo o parto, se queda más debilitado y se “desconfigura”, perdemos esa sensación de cómo es, dónde está, cómo lo percibimos y sentimos. Y si tenemos algún tipo de cicatriz en él, esta sensación aumenta.

 

  • Aunque no tengas o hayas tenido hij@s también se puede dar esta sintomatología. Son muchas las mujeres deportistas que por la continuidad, impacto y esfuerzo de esa práctica deportiva o de su estilo de vida, hace que su suelo pélvico se resienta y ocurra lo mismo: debilitación del suelo pélvico.

 

  • Las mujeres llegando a la menopausia.

 

  • Mujeres con poco control corporal, que para realizar una contracción del suelo pélvico se “ayuda” del resto de musculatura que interviene.
    Mujeres con la musculatura hipertónica. Es decir, tienen mayor fuerza en esa musculatura y ello provoca dificultad para miccionar, dolor en las relaciones, falta de placer en las relaciones…

¿Qué podemos hacer al respecto?

Para empezar debemos entender que tener pérdidas de orina, por pequeñas que sean, sentir dolor en las relaciones sexuales o no sentir placer, no es normal, no es común y es un indicativo claro para saber que tu suelo pélvico no está bien. Ese es el momento de pensar en ti, en tu bienestar y ponerte a entrenar!!

¿A entrenar? Sí, se puede entrenar el suelo pélvico. Como hemos dicho anteriormente, es una musculatura más, por ello, queremos que conozcáis la recuperación del suelo pélvico y la regeneración del tejido vaginal.

¿Qué tengo que hacer? No soy muy regular, en lo que a entrenamientos se refiere

Para que sea un entrenamiento vaginal adaptado a cada caso, lo primero es realizar una valoración personal del tono y resistencia de la musculatura. Y en función de esta primera sesión se realizará un entrenamiento personalizado y específico en el que se trabaja la fuerza y la resistencia de esa musculatura, además de ayudarte a localizar y enfocar el esfuerzo a los músculos adecuados y concretos.

Como todos los entrenamientos, deben tener una continuidad y ser constantes. Desde el día de la valoración ya tendrás un feedback para conocer si realizas de manera correcta la contracción y relajación de la musculatura y si realmente activas la musculatura adecuada. ¡Ahí es cuando abrimos los ojos!


Debemos tener calidad de vida, no asumir que las pérdidas de orina, dolor en las relaciones o falta de placer es algo normal y que le pasa a todas las mujeres.


 

¿Sólo puedo entrenar si tengo debilidad en el suelo pélvico?

No, tenemos que entrenar tanto si tenemos hipotono o hipertono en el suelo pélvico. El hecho de tener mucha fuerza en el suelo pélvico también puede derivar en diferentes patologías y nos altera nuestro día a día, por ello, deberíamos realizar un entrenamiento que nos ayude a relajar y destensar la musculatura para llegar al tono que le permita ser funcional y ayudarnos a tener una calidad de vida
placentera.
Por todo esto, nos gustaría poder ayudaros, haceros ver que el suelo pélvico es un músculo que con entrenamiento se puede recuperar, que debemos tener calidad de vida, no asumir que las pérdidas de orina, dolor en las relaciones o falta de placer es algo normal y que le pasa a todas las mujeres, porque nuestro suelo pélvico es importante: sustenta todo nuestro cuerpo e influye en nuestro autoestima.

Paula Camarós

Paula Camarós

Matrona y CEO de BabySuite by Pau

Mi nombre es Paula Camarós y desde siempre supe que queria ser matrona. Durante mis años de experiencia y durante el embarazo de nuestra primera hija, decidí empezar a contar y explicar la maternidad de una manera diferente. Haciendo entender a todas las mamás y papás el por que de las cosas con un unico objetivo, humanizar y normalizar una maternidad mucho mas respetada donde los padres sean los verdaderos protagonistas. En este Blog, encontrareis mucha informacion, anecdotas y consejos que os ayudaran desde el primer dia. Bienvenidas a Baby Suite.

 

¡DÉJANOS TU OPINIÓN O DUDAS EN UN COMENTARIO!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.