PARTO PREMATURO DE 26 SEMANAS, UNA CARRERA DE FONDO

por | Mar 12, 2019 | Historias de partos, Maternidad / mamá, Recien Nacido | 2 Comentarios

El parto prematuro es todo parto que sucede antes de las 37 semanas de gestación, pero hay partos prematuros y partos de grandes prematuros.

Esta semana el enfoque del post da un giro de 180 grados. No es la primera vez que os hablo de que es un parto prematuro, lo hice hace poco en un vídeo de mi canal de Youtube, pero si es la primera vez que voy a compartir la experiencia de unos padres que acaban de pasar por mi consulta en Baby Suite. Una historia escrita en primera persona, una historia que me emocionó demasiado.

Nervios, incertidumbre, miedo y sobre todo larguísimas horas de hospital.

Hoy el Post lo escriben y lo protagonizan los papás de Emma, los papás de una guerrera que nació con 26 semanas justas y menos de 1 kilo de peso .

«Cuando te quedas embarazada por primera vez, empiezas a sentir miedos que nunca antes te habías imaginado…pero no te imaginas jamás que tú bebé pueda nacer en la semana 26 y con tan solo 900gr de peso.
Emma por desgracia no tuvo los aceleradores para la inmadurez cerebral y pulmonar​, pues fue un desprendimiento de placenta repentino. Con lo que todo nuestro caso se complicaba.
Y claro, al ser primeriza no sabía que esos dolores tipo «gases» podrían ser contracciones.… y que mi embarazo terminaría en tan solo unos minutos con una cesárea de emergencia.

Todo fue muy rápido, me encontraba muy mal estando en el trabajo y decidí irme a casa. (Y menos mal que lo hice, unos minutos más y me hubiese desangrado allí con las nefastas consecuencias que esto hubiese tenido). Comencé a sangrar de manera exagerada pasados unos minutos de haber llegado a casa y nos fuimos volando al hospital, desde que pusimos el pie en urgencias hasta que nació Emma, pasaron tan solo unos minutos.

Todavía no lo sabíamos, pero empezábamos la mayor lección de nuestras vidas… Tanto a nivel personal como en pareja.
Nunca te imaginas que la primera vez que tocas a tu hija tenga que ser con un guante a través de una ventana minúscula de la incubadora o que tu hija va a estar llena de cables, y tubos y muchas muchas muchas máquinas que pitan a la vez. Ahí es realmente cuando te das cuenta de la realidad de este mundo y sobre todo de la lucha que va a suponer cada día. Todo el mundo te felicita por haber sido papá o mamá pero realmente tu no tienes ese sentimiento.

DURANTE LOS PRIMEROS DÍAS DE VIDA DE UN GRAN PREMATURO, CADA DÍA QUE PASA ES UNA VICTORIA.

Empezábamos una montaña rusa de sensaciones y emociones:

Primero, por no sentirme madre desde el minuto uno y segundo porque te explican todas las complicaciones que pueden pasar…Ahí es cuando rezas, aunque no creas en Dios y te aferras a cualquier esperanza.

La primera noche que te vas a casa sin tu bebé es un sentimiento de abandono, aunque sabes que dejas a tu hija en las mejores manos , no puedes evitar pensar ciertas cosas como: Por qué me ha tenido que pasar a mí esto? Mañana seguirá luchando por su vida?

La primera semana de vida es la más crítica para los prematuros extremos, por lo que cada minuto, cada hora es una victoria.
Después de la primera semana crítica, por fin pude ver parte de su rostro, con todo el lío de cables, sondas, parches, tubos ,etc no podía verle la carita y la mejor noticia fue que pudimos hacer piel con piel.  Al principio era tan frágil que me daba miedo hasta tocarla, sacarla de la incubadora con tanto cable parecía una odisea, pero cuando note por primera vez ese corazón tan pequeñito pero que latía con gran fuerza sobre mi pecho me di cuenta ,que de verdad era mamá.

Otro reto muy duro ha sido la lactancia materna, desde el segundo día empecé con la extraccion de leche materna o mejor dicho «oro líquido» y no he parado hasta hoy. Ha sido muy duro pero muy satisfactorio, y la verdad no puedo estar más orgullosa de mi misma.

Hay un momento en el que te planteas si merece la pena, te levantas por las noches viendo la cuna vacía, preguntándote cuando la tendrás a tu lado… Gracias al apoyo de las enfermeras de la UCI y mi pareja no me rendí. Gracias a todo este sacrificio, a día de hoy, Emma tan solo toma leche materna y se engancha al pecho fantasticamente.
Creo que a pesar de tener todo en contra y muchos obstáculos, mi hija ha ido tan bien gracias a : la leche materna y sobre todo, al método canguro, la mejor medicina que ha podido tener.
Después de 3 meses y medio en la UCI, nos daban el alta, pero teníamos un sentimiento agridulce, alegría, miedo y pena a la vez. A pesar de toda la experiencia que ya teníamos, estábamos demasiado acostumbrados al monitor, los pitidos y al respaldo de las enfermeras… Sentíamos una gran dependencia por ese ambiente… Pero por fin nos íbamos a casa.

Ha sido una carrera de fondo, con muchas cuestas arriba y muchas cuestas abajo, muchas decepciones y muchas alegrías.
Ahora empezamos una nueva carrera, muchos médicos, revisiones, valoraciones etc…Pero estamos muy orgullosos de nuestra campeona y por qué no decirlo , de nosotros como padres y pareja que somos.«

Gracias Alejandra por  este testimonio. Gracias por hablarnos sobre los sentimientos, miedos y emociones de los padres de una prematura extrema. Sin duda leer textos así, te hace replantearte y valorar una serie de aspectos que jamás antes te habías planteado.

Sois unos auténticos campeones.

Paula Camarós

Paula Camarós

Matrona y CEO de BabySuite by Pau

Mi nombre es Paula Camarós y desde siempre supe que queria ser matrona. Durante mis años de experiencia y durante el embarazo de nuestra primera hija, decidí empezar a contar y explicar la maternidad de una manera diferente. Haciendo entender a todas las mamás y papás el por que de las cosas con un unico objetivo, humanizar y normalizar una maternidad mucho mas respetada donde los padres sean los verdaderos protagonistas. En este Blog, encontrareis mucha informacion, anecdotas y consejos que os ayudaran desde el primer dia. Bienvenidas a Baby Suite.

????¡DÉJANOS TU OPINIÓN O DUDAS EN UN COMENTARIO!????

2 Comentarios

  1. Buenas Paula:
    Soy Lorena, una mujer de 35 años, diabética mellitus tipo 1 desde los 6 añitos, con una microinfusora de insulina y un sensor de medición continua de glucosa.
    Tuve mi primer hijo a los 30 años. Fue un embarazo bueno, pero estresante para mí (controles de glucosa, subir insulina, mantener hemoglobina…)
    Ahora queremos tener otro bebé, actualmente mi hemoglobina es de 6’9% y debo bajarla a 6’3% (eso pueden ser 3 meses de control exhaustivo). Mi pregunta es sobre cuando debo tomar el ácido fólico y el yodo, ya que supongo que para julio o agosto ya podremos buscar un hermanito/a para mí niño Alejandro.
    Muchas gracias.
    Lorena

    Responder
  2. Hola yo me llamo Paola tengo 19 años y fui prematura nací de 25 semanas y pesé 800gr adoro a los bebés y quiero ser auxiliar de pediatría

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.