BEBÉS CON TORTICOLIS MUSCULAR CONGENITA

por | Mar 24, 2020 | Bebé, Recien Nacido | 0 Comentarios

Hoy hablaremos sobre la tortícolis muscular congénita, esa que suele aparecer de manera unilateral del famoso músculo esternocleidomastoideo (ECOM). Es decir, la tendencia del bebé a mirar siempre hacia el mismo lado. Etimológicamente la palabra en sus orígenes proviene del
latín significando cuello torcido. Su incidencia es alta 1: 250 (lo que representa desde un 0,3% a un 2%) y afectando mas a niños que a niñas en una proporción de 3:2. El lado derecho suele ser el más predominante por una mayor presión venosa y posición intrauterina.

¿Cómo vemos esta tortícolis congénita?

Como una postura anómala de la cabeza y el cuello debido a una contractura en el ECOM. El bebé está posicionado con su cabecita en inclinación homolateral (del lado que su ECOM está contracturado) y con una rotación de la cabeza contralateral, es decir su mentón apunta al lado contrario. A veces es palpable una especie de nódulo en el músculo. Hay que vigilar que no nos empiece a presentar una plagiocefalia secundaria a esta posición de la cabeza.

Existen muchas teorías acerca de su etiología. Desde una falta de espacio durante la gestación, hasta un fenómeno vascular o incluso una fibrosis periparto. Su método diagnóstico de elección y más utilizado por la relación riesgo beneficio que presenta es la ecografía.
Las asociaciones frecuentes que podemos encontrar debido a este trastorno son plagiocefalias, desviación de barbilla y nariz, asimetría, escoliosis en C, luxación congénita de cadera…

LA FISIOTERAPIA ES UNA MEDIDA EFICAZ Y PUEDE TENER RESULTADOS MUY EXITOSOS SI SE TRATA DE MANERA PRECOZ


 

Factores de riesgo

  • Parto distócico o instrumental y cesárea complicada ( 30-60% )
  • Trastornos de espacio intrauterino
  • Malposición fetal

 

Papel de la fisioterapia en la tortícolis

El tratamiento rehabilitador conservador es el elegido por excelencia con muy buenos resultados, pero tiene que ser precoz, ya que tiene mejores resultados y acorta la duración de la intervención. Incluye diversos protocolos, estiramientos manuales y estimulaciones en diferentes posiciones favoreciendo la movilidad activa y la tonificación de la musculatura contralateral (la no contracturada).

Lo ideal es hacerlo varias veces por semana, y seguir trabajando en casa. Desde la consulta os enseñaremos actividad domiciliaria y pautas aconsejables que se han de seguir para su correcta evolución (estimular siempre del lado que queremos que gire, en supino lo
menos posible, adaptar la lactancia y/o estimular reflejo de búsqueda entre otros muchos). Esto es súper importante pues el papel familiar juega un rol imprescindible en la rehabilitación.

Los objetivos que debemos perseguir en el tratamiento son, darle una mayor extensibilidad al músculo, restaurar el rango de movilidad activo y pasivo, conseguir una simetría corporal y así facilitar todos esos ítems que deben ir apareciendo en el niño sin dificultad y de la manera más armónica posible. No solo debemos centrarnos en la movilidad del cuello, es importante ver el impacto en el desarrollo global.
La Fisioterapia actúa tanto en los déficits presentes como en prevenir los déficits secundarios posibles que puedan aparecer. El método de screening que seguimos suele ser una exploración activa y pasiva de rotaciones, asimetría, y una valoración del rango de movimiento junto con
una palpación del ECOM.

Habréis oído hablar seguramente del tratamiento con toxina botulínica tipo A, su efectividad es moderada, bien, pero para casos muy resistentes. Y en últimos casos se ha llegado a necesitar un tratamiento quirúrgico, para casos muy resistentes en los que tras un largo periodo de tratamiento conservador no ha sido satisfactorio.

¿Qué consecuencias puede tener una torticolis si no hacemos nada?

Podría interferir en el desarrollo psicomotor del niño, provocando una intolerancia al decúbito prono, no les gusta y están incómodos así, por tanto, un retraso en el control cefálico y que puedan llegar a tener una asimetría funcional en cuanto a que al estar ladeados integran más el otro hemicampo, y entonces podrían voltear peor. Son asimétricos.

No te preocupes, la evolución es buena en la mayoría de los casos y se consigue una total resolución sin secuelas ni deformidades. Por eso insistimos nuevamente en que el tratamiento debe ser precoz. Y no olvidemos que es importante seguir siempre las pautas marcadas por un profesional de la salud.
Si lo deseas, en Baby Suite siempre tendrás nuestra ayuda.

Patricia García Ollero
Fisioteraopeuta de Baby Suite

Paula Camarós

Paula Camarós

Matrona y CEO de BabySuite by Pau

Mi nombre es Paula Camarós y desde siempre supe que queria ser matrona. Durante mis años de experiencia y durante el embarazo de nuestra primera hija, decidí empezar a contar y explicar la maternidad de una manera diferente. Haciendo entender a todas las mamás y papás el por que de las cosas con un unico objetivo, humanizar y normalizar una maternidad mucho mas respetada donde los padres sean los verdaderos protagonistas. En este Blog, encontrareis mucha informacion, anecdotas y consejos que os ayudaran desde el primer dia. Bienvenidas a Baby Suite.

 

¡DÉJANOS TU OPINIÓN O DUDAS EN UN COMENTARIO!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.