PRIMEROS AUXILIOS EN VERANO – ARENA EN LOS OJOS

por | Jul 10, 2018 | Bebé | 1 Comentario

Seguro que muchas de vosotras me leeréis desde la playa, y otras estaréis ya contando los días para marcharos a disfrutar y a desconectar.

Me he propuesto estos meses de verano, ir enseñándoos en mis redes sociales como “sobrevivir” a aquellos percances o accidentes que pueden aconteceros con vuestros peques de vacaciones.

Nuestros hijos, bebés o más mayores, se rebozan en la arena de la playa cual croquetilla crujiente, y hay veces que la dichosa arena puede entrar en sus ojitos, provocándoles mucha molestia.

¿Qué hacemos y cómo debemos de actuar si esto le ocurre a nuestro hijo?

Se trata de una situación incómoda, y es muy probable que tu hija/o se ponga muy nervioso, a llorar y se lleve las manos a la cara.

1- Lo primero que debes de hacer es tranquilizar a tu hijo y no transmitirle tu susto o miedo. Si ellos os ven calmados y con la situación bajo control, creedme que ellos también lo estarán. 

2- A ser posible lávate las manos, si tienes un baño cerca, hazlo con agua y jabón. Si no, intenta desinfectarlas lo mejor posible. No se trata de una emergencia vital pero tampoco es plan de pedirte que te vayas a buscar un baño y dejes a tu hijo incómodo y llorando en la arena.

3- Explica a tu hijo que vas a ir haciendo paso por paso, esto les ayuda a entender la situación y a ser partícipe. El ojo es una zona muy sensible, la cual todos tendemos a cerrar fuertemente si algo nos entra, o escuece. ¡Ponte en su lugar!

MANTENER LA CALMA ANTE SITUACIONES DE EMERGENCIA PUEDE AYUDARTE A CONTROLAR LA SITUACIÓN

4- Poneros cómodos a la sombra, quizás en una silla de playa, y si hay viento, refúgiate en algún sitio.

5- Pídele que incline o ladee la cabeza y ábrele el ojo con tus dos manos. Si tienes uñas largas, ten mucho cuidado de no hacerle daño dentro de su ojito.

6- Mientas le abres el ojo y se lo sujetas, pídele que mire hacia ambos lados, arriba y abajo. Mediante esta técnica, podrás ver donde tiene la arena.

7- Pide agua, y límpiaselo. Usa abundante agua y deja que esta caiga sola para que arrastre la arena hacia afuera. Si tienes botiquín o alguien ha acudido a un puesto de socorro a por ello, te recomiendo que, en vez de agua, utilices suero fisiológico.

8- Aunque sea tentador para nosotros o incluso para vuestro hijo, evita por todos los medios que se frote. La arena es muy erosiva, y al frotar el ojo, podríamos dañarles la córnea.

9- Depende de la cantidad de arena que haya entrado y de cómo se encuentre su ojo después, acude al centro de salud.  Si la cantidad ha sido mínima, es probable que con estas medidas hayamos resuelto el accidente. Por el contrario, si tu hijo sigue incómodo, el ojo se inflama, esta lloroso, o se enrojece, llévale al hospital más cercano para que le revise un oftalmólogo.

¡Y como siempre os digo, disfrutad mucho de este verano, y daros un súper chapuzón a mi salud!

Un beso enorme familias.

Paula Camarós

Paula Camarós

Matrona y CEO de BabySuite by Pau

Mi nombre es Paula Camarós y desde siempre supe que queria ser matrona. Durante mis años de experiencia y durante el embarazo de nuestra primera hija, decidí empezar a contar y explicar la maternidad de una manera diferente. Haciendo entender a todas las mamás y papás el por que de las cosas con un unico objetivo, humanizar y normalizar una maternidad mucho mas respetada donde los padres sean los verdaderos protagonistas. En este Blog, encontrareis mucha informacion, anecdotas y consejos que os ayudaran desde el primer dia. Bienvenidas a Baby Suite.

👇¡DÉJANOS TU OPINIÓN O DUDAS EN UN COMENTARIO!👇

1 Comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.